Aprender a observar y escuchar era algo que me faltaba. Ahora soy mas consciente que es mejor «no hacer tanto ruido» y soy mas receptiva a lo que ocurre a mi alrededor.

Las practicas externas son muy positivas, ja que me han ayudado a perder el miedo y la vergüenza de hacer los primeros contactos con personas que no son de mi entorno.

Mireia Colom
Mireia Colom