Ayer por la noche tomé consciencia de que mi Escuela NO es una institución. Es parte de mi vida, es mi proceso personal y es por tanto mi aportación al mundo de los dones que yo he desarrollado y que deseo compartir.

Llevo muchos años dedicándome al mundo de la empresa, trabajando por objetivos, por procesos, por estrategias y hasta ayer no me he dado cuenta que yo seguía repitiendo los mismos patrones aún después de haber abandonado la vida que yo creía tener antes y abrirme camino en una nueva realidad.

Hasta ayer no he hecho mas que preguntarme que porqué mi energía bajaba cada vez que pretendía poner algo en marcha. Que porque si cada día tengo ideas brillantes que el mundo esta deseando conocer, como es que me costaba tanto materializarlas. Aún sabiendo que cuando las realizo, cuando estoy con los grupos dando clase o talleres, disfruto como un niño y es ahí donde mi energía crece y mi pasión aumenta al mismo tiempo que yo crezco compartiendo con los demás.

Colocando_leñaBien, ¿qué pasó ayer? Ayer conseguí ver THE MATRIX, una película que llevaba tiempo queriendo ver y posponiendo. También planté el LIMONERO que vino de Vilanova hasta la Garrotxa y que llevo casi 2 años queriendo plantar para que crezca con buenas raíces. Coloqué en casa una tonelada de leña y antes de acostarme, me dediqué unos minutos de silencio pidiendo que se me abrieran las puertas de mi propio conocimiento. Tras meterme en la cama, me tuve que levantar a escribir esto!!

Todo lo que he querido hacer, tenia las bases de EMPRESA – INSTITUCION que es como yo he aprendido, pero NO es lo que yo quiero transmitir, no es lo que yo estoy transmitiendo en mis clases, en mis talleres, en cada sesión, charla o actividad que realizo.

Yo transmito y comparto lo que yo estoy buscando, lo que para mi es una Nueva Generación Consciente, capaz de crear su propia realidad y que salga de la MATRIX desmontando las limitaciones que el inconsciente colectivo nos ha impuesto.

Y lo hago utilizando el MASAJE como Vehículo, ya que para mi es la mejor forma de conectar con el cuerpo, de habitarlo, de conocer sus virtudes, sus posibilidades. Y de sentir como este gran templo que se nos ha dado para experimentar es la mejor puerta que tenemos para ser libres, para poder llegar allí donde deseemos.

Y he creado una Escuela, con todo lo que ello significa, pero no una Escuela al uso, no una institución rígida, arcaica, estancada en normas y moralismos. He creado una Escuela libre, internacional, capaz de formar a profesionales del Masaje en técnicas que van mas allá de los protocolos. Una Escuela que forma a PERSONAS, con una Consciencia superior de lo que significa trabajar con personas, de sentirlas como un todo y de acompañarlas en sus procesos.

Una nueva Generación de Masajistas Conscientes, que tengan una mente libre de juicios, que sean capaces de enfrentarse a sus propios miedos y superarlos, que sepan disfrutar de lo que realizan y que dispongan de herramientas suficientes para poder realizar su misión en la vida con respeto, con confianza, con compasión y con AMOR.

Desde la Escuela imparto formaciones mas “tradicionales” como el Quiromasaje y formaciones mas “transgresoras” como el Masaje Integrativo.

Ofrezco dos lineas con la misma consciencia, para poder sumar, para poder compartir y acompañar a personas que después trabajaran con personas. Porque mi deseo es que tengan una consciencia superior en aquello que realicen, para que también puedan acompañar sin juicio y sin limitaciones.

Y en mis clases, enseño desde una visión abierta y holística, respetando el momento de cada persona y acompañándola para que pueda ir unos pasos mas allá.

Yo utilizo la danza, las meditaciones, la sexualidad, como herramientas para desarrollar las posibilidades de cada alumno, de cada participante de mis actividades. Porque solo si bajamos de la mente al cuerpo, solo si eliminamos nuestras vergüenzas y miedos, solo así podemos aumentar nuestra autoestima, nuestras posibilidades como personas. Y entonces integrar lo aprendido y desarrollar nuestras máximas capacidades, acompañando sin juicio, cualquier situación de nuestra vida.

Bien, todo esto te lo cuento porque a partir de ahora, el blog de la Escuela cobrará mas vida, será mas personal. Así como el resto de las actividades que proponga.

Voy a ir compartiendo mi proceso, mi visión sobre distintos temas relacionados con el Masaje, con la Sexualidad y con las relaciones entre las personas.

Te agradezco el tiempo que has dedicado a leer este escrito y te invito a seguir caminando juntos.

Un abrazo,

Agus

– Acompañando una nueva generación de Masajistas Conscientes –

La Escuela no es una institución
Etiquetado en:

2 thoughts on “La Escuela no es una institución

  • 11 marzo, 2015 a las 3:00 pm
    Enlace permanente

    Te felicito por tu valentía. No hay otro camino ya que el de ser fieles a nuestro sentir más profundo.
    Me atrae tu enfoque en el masaje, y me encantaría seguir la formación, pero Olot está un poco lejos para mí en este momento…¡ Quién sabe más adelante !
    Bendiciones a tu proyecto.

    Responder
    • 11 marzo, 2015 a las 5:58 pm
      Enlace permanente

      Gracias Elma,
      Mi intención es poder llevar mi escuela allí donde sea necesario. Y con ello seguir cambiando la forma de acercar el masaje, el contacto y la consciencia del cuerpo a las personas.
      Por ahora me muevo en La Garrotxa, en Barcelona y en el Garraf. Pero estoy ya dando pasos para acercar mis actividades en Madrid, en Formentera, en Canarias y si el camino me lleva, también en Latinoamérica.

      Voy dando pasos a medida que yo mismo transformo mis propias estructuras y creo con ello nuevas opciones dentro de mi. Yo soy mi propio laboratorio y con lo que integro, comparto. 😉

      De donde eres?
      Confío en que podamos coincidir pronto.
      Un abrazo!
      Agus

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *