Curioso el titulo ¿si? Pues bien va exactamente de eso, de la erección y el masaje.

la_ereccion_y_el_masaje

Hoy en clase ha salido el tema de la erección en los hombres, cuando reciben  un masaje. Nunca es casualidad que salgan estos temas, es más yo ya intento que estos y otros temas salgan en mis actividades ya que todavía hoy hay mucho tabú y condicionamientos asociados a la naturalidad del cuerpo.

Y lo hago porque quiero que los alumnos salgan preparados, con una consciencia superior de lo que es trabajar con personas y que puedan eliminar de si mismos los juicios y frenos que el inconsciente colectivo ha ido sembrando en ellos. Porque solo si consigues mirar desde una mirada limpia, sin juicios y sin barreras, solo así puedes avanzar y ayudarte a ti mismo.

Bien, volviendo al tema que hoy presento, me gustaría poneros en situación. Hoy en clase yo estaba haciendo una DEMO del masaje circulatorio en piernas y comentaba que en nuestros pases, debemos llegar hasta la ingle para ayudar a que el sistema linfático pueda drenar correctamente. Ha salido la pregunta sobre como tocar cuando los genitales están tan cerca, sobre todo en hombres que tenemos los genitales hacia afuera y por tanto el pene y los testículos están en el recorrido de nuestras manos.

La respuesta es sencilla, abrimos la pierna que estamos masajeando hacia un costado, para poder tener mayor ángulo de trabajo y por tanto también mayor espacio para nuestro pase.

Pero como en otras ocasiones, la pregunta que había detrás de la que se ha realizado era otra. Así que he aprovechado para tirar del hilo y sacar el tema, como ya he hecho en otras situaciones y así ver como reacciona el grupo.

Y lo he hecho mientras les enseñaba que con el juego de la sabana o toalla podemos en un momento dado tapar o retirar los genitales, para que el receptor se sienta mas cómodo y nosotros podamos realizar nuestro masaje.

Las clases siempre son el mejor laboratorio para que podamos experimentar todas nuestras dudas, nuestros miedos o aquellas situaciones que nos incomodan. Ya que el espacio donde se dan es un espacio de seguridad, de confianza y de respeto.

Durante un masaje, el cuerpo recibe sensaciones, estímulos, recibe placer, tanto porque el masaje le está relajando como porque el masaje le está aliviando de alguna tensión muscular o emocional.

Y al igual que cuando pasamos los dedos suavemente por un brazo podemos observar que el pelo se eriza y se “pone de punta”. De la misma manera si pasamos cerca de los genitales, la energía que allí hay se moviliza, el cuerpo siente y en el caso de los hombres puede aparecer una erección.

¿Significa esto que estamos haciendo un masaje erótico? ¿Como actúo en estos casos? ¿El receptor me esta pidiendo que le haga algo especial?

Uffff que cacao en la mente….

Si realmente te incomoda la situación como masajista, revisa tus creencias porque hay algo detrás de ello.

El cuerpo humano responde a los estímulos, es algo biológico, todo lo demás es de nuestra mente. Un hombre si tiene una erección durante el masaje, es porque esta VIVO y posiblemente SANO, solo eso. Y reacciona igual que el cuerpo de una mujer, pero en el caso de la mujer, no es tan visible.

Aunque si sabes leer los cambios de temperatura, respiración, color y humedad, también te darás cuenta de que el cuerpo de una mujer puede reaccionar igual ante el mismo estímulo.

Si, es posible que al hombre o a la mujer (el que recibe el masaje) se le despierte alguna fantasía, pero lo mas probable es que esté incomodo/a pensando como puede controlar “esto”. Es decir como gestiona la erección en el caso del hombre o la humedad y el calor en caso de la mujer.

En todo caso, la fantasía dura un segundo y la atención se va a la reacción que está teniendo su cuerpo.

Si tu como masajista sabes acompañar sin emoción y con naturalidad el momento, la erección “que es el tema de este escrito” se marchará igual que vino.

El masajista es el profesional y es quien debe gestionar sus propias emociones y acompañar cualquier proceso que se manifieste en el receptor. Acompañarlo con naturalidad, sin juicio, sin vergüenza sin “historias raras” que solo están en nuestra cabeza y que vienen del inconsciente colectivo.

Cuando te acarician por el costado, se te eriza el pelo, porque la energía se mueve y los sentidos se despiertan. Igual pasa en el resto del cuerpo.

Gracias por permitirme nutrir tu espacio con mis reflexiones. Te invito a compartir tus dudas o tus vivencias en los comentarios.

Y si deseas recibir en tu email consejos prácticos sobre como mejorar tu relación con el placer y la sexualidad, así como información sobre mis actividades, por favor suscríbete a la newsletter.

Gracias y un abrazo lindo.

Agustín

– Acompañando una nueva generación de Masajistas Conscientes –

La Erección y el Masaje
Etiquetado en:    

8 thoughts on “La Erección y el Masaje

  • 5 junio, 2018 a las 9:13 pm
    Enlace permanente

    muchísimas gracias, tú texto me ha ayudado muchísimo porque yo tuve un problemón debido a esas ideas de la gente sobre el masaje y la erección.
    pues resulta que hace unos 10 años yo hice un curso de masajes. de hombres solo estábamos un “compañero” el “profesor” y yo.
    en alguna ocasión durante el masaje tuve una pequeña erección, pero pequeña, para nada se puso como el plátano, no sé si a eso se le puede llamar erección.
    cuando no quedaba mucho para terminar el curso un día veo que estaban raros conmigo y cuando termina la clase ese día, dice el profesor: salidos todos excepto José Antonio que tengo que hablar con él. y entonces me dice que no puedo seguir en el curso porque mis compañeros no quieren que siga porque dicen que me excito con los masajes y yo me quedé tan solprendido que os juro que miraba para todos los rincones porque pensé que era una cámara oculta de esas de la tele, y le digo al profesor: “anda déjate ya la broma” pero me dice serio: “no, no es una broma”. yo le negaba que me excitara con los masajes porque no considero que eso se pueda llamar excitarse y el profesor le dió la razón a ellos porque dice que en una ocasión cuando me dice: “venga José Antonio, práctica el masaje que acabo de decir que te vea” entonces yo fui más rápido de lo normal pero eso no es porque yo me excitara sino porque me gratifica dar el masaje porque pienso que ayudo a la persona a relajarse y quizás lo valore más por sufrir de ansiedad, me hubiera pasado también si es hombre el que estaba en la camilla.
    una de las cosas que me dijo el profesor es que el compañero también dice que me excito con él y no es verdad porque además para eso yo tendría que ser bisexual y no lo soy. estuve a punto de informarle al sef, (porque fue un curso del sef) de lo que había pasado pero finalmente opté por no hacerlo porque el dueño de la Academia me daba el título igualmente y temí que sí decía algo los del sef me dijeran: “lo siento mucho pero si no puedes terminar el curso no te podemos dar el título aunque tú no tengas la culpa” y también porque me daba muchísima vergüenza decirlo. ninguno de estos cabrones me ha pedido perdón todavía, que a algun@s de ell@s les veo por la calle incluido el profesor.
    salí de ahí fatal por supuesto y todo esto me dio una vergüenza horrible muchísima rabia e incluso culpabilidad por no haberme controlado del todo. Aunque suene contradictorio, supongo que me ha pasado por no saber a quién creer. y me dan tantísima vergüenza estos temas que no se lo dije en persona a nadie pero lo dije de forma anónima por internet en un foro de psicología y me dijeron algo parecido a lo que tú has dicho en tus textos. pero aunque me calmo bastante no lo creía del todo y he pasado todos estos años sufriendo mucho, con mucha vergüenza mucha rabia y culpabilidad y con miedo a que me pase de nuevo.
    Hace un mes, por fin me atreví a ablarlo con mi psicologa y también me dijo que eso es normal y eso no es tan fácil impedirlo (lo de la erección), pero ahora al leer tu texto me queda más claro. Me acabo de suscribir.

    Responder
    • 6 junio, 2018 a las 1:12 pm
      Enlace permanente

      Gracias Jose Antonio por tu testimonio,
      Vivimos en una cultura hiper-sexualizada a través de la publicidad y la pornografía y a la vez censuramos la naturaleza del cuerpo desnudo y sus reacciones naturales como una erección, la menstruación o simplemente una madre amamantando a sus bebés.
      En parte es debido a la cultura y educación recibida, que nos desnaturaliza y por tanto nos aleja de una conexión sexual sana con nosotros mismos.
      Posiblemente tus profesores y compañeros actuaron de esa forma porque no sabían actuar de otra, no tenían más recursos; el miedo y la culpa interna siempre salen proyectados hacia el exterior para poder verlos, aunque sea en los actos de otras personas.

      Ahora con la distancia, puedes intentar verlo diferente y con la ayuda de la profesional en psicología a la que acudes, perdonar la situación y liberarte de la carga emocional que ya no necesitas.

      Es nuestra responsabilidad, ahora como personas adultas, cambiar la mirada hacia una educación sexual más sana y amorosa, más natural e inocente; que ayude a eliminar todo ese peso de culpa y pecado que le ha sido asociado y por tanto, podamos contribuir a que los que vengan después, puedan vivir la naturalidad del cuerpo y la sexualidad desde el respeto propio y el respeto hacia los demás.

      Te paso el enlace a otro de mis artículos, por si te puede ayudar también: https://www.masajeintegrativo.es/el-acompanamiento-sexual/

      Un abrazo valiente,
      Agustín

      Responder
  • 12 julio, 2017 a las 6:58 pm
    Enlace permanente

    Excelente escrito. Yo suelo ir mucho a que me den masajes, y por lo general cuando masajean mis piernas, muslos,ingles y abdomen, empiezo a sentir unas cosquillitas en mi pene y termina en ereccion. La verdad lo disfruto mucho, pero lo importante es el profesionalismo de la masajista, pues la que debe manejar el curso del masaje y guiarlo hacia donde debe ser.

    Responder
    • 12 julio, 2017 a las 7:25 pm
      Enlace permanente

      Gracias Alejandro por tu testimonio, la naturalidad ante todo es lo que nos permite vivir las experiencias de una forma relajada.
      Un abrazo lindo,
      Agustín

      Responder
    • 12 septiembre, 2018 a las 9:22 pm
      Enlace permanente

      Hola, y lo hablaste con ella? Hoy me pasó con mi masajista, y me sentí muy incómoda. No sé cómo encarar el tema. No sé si él se excedió o yo me excité.

      Responder
      • 21 septiembre, 2018 a las 11:09 am
        Enlace permanente

        Hola María,
        Yo estos temas los hablo en mis clases, para primero, darles naturalidad y segundo ayudar a que el sentimiento de culpa asociado, comience a perder fuerza.
        Desconozco tu caso en concreto, y por tanto desconozco como actuó el masajista y como lo recibías tu, salvo lo que ya me cuentas aquí. Posiblemente, ni el se excedió ni tu sugeriste nada. El cuerpo reacciona a los estímulos de cuidado, placer y atención, ya que está vivo y requiere de contacto para poder sentirse sano emocionalmente.
        Se nos ha educado para sentir vergüenza de aquello que nos da placer, y mucho más si se trata de algo que asociamos a la sexualidad. Pero todo eso simplemente NO es verdad.
        En el caso de que tu sintieras excitación, solo significa que estás viva y que lo que recibías te estaba ayudando a despertar tus propias sensaciones. No tiene nada que ver ni con el masajista ni con las proyecciones que podamos hacer sobre eso.
        En todo caso, si para ti resultaba incómodo, lo que yo recomiendo siempre, es poner límites. Es la manera más sana de poder volver a relajarse en la experiencia de recibir, y la más adulta. Pues solo nosotros somo los únicos responsables de nuestros deseos y de nuestros límites.

        Si necesitas hablarlo con tu masajista, para poder crear un nuevo marco de confianza, adelante!!! Te invito a que lo hagas desde como te sentías tu y lo que tu necesitas, más que desde tu proyección de como se comportaba el o cómo debería actuar. Pues es muy posible que de todo lo que tu has vivido, el masajista no tenga ni idea.
        Gracias por compartir tu experiencia, si necesitas un acompañamiento personalizado en este u otro tema relacionado con la sexualidad, el masaje y como mejorar la relación con tu cuerpo; puedes contactarme a través del formulario de la escuela. https://www.masajeintegrativo.es/contacto/

        Te deseo un feliz día!!!
        Agustín

        Responder
  • 27 noviembre, 2015 a las 4:05 pm
    Enlace permanente

    Muy ilustrativo el artículo. Detentás calidad profesional Muchas gracias. Quiero recibir los arts. dela Esc. en mi correo. Muy buen finde largo.

    Responder
    • 27 noviembre, 2015 a las 5:13 pm
      Enlace permanente

      Gracias Raul, es un placer recibir los comentarios a mis reflexiones 🙂
      El tema de la erección así como otros “misterios” asociados al masaje es siempre una oportunidad de transcender y abrirte como receptor o como profesional a la naturalidad del cuerpo. Es por ello por lo que en mis cursos busco ampliar nuestra mirada y permitirnos ser mas coherentes, mas humanos y mas libres, desprendiendonos de aquello que no nos aporte bienestar o placer en nuestra vida.
      Si deseas recibir los articulos, puedes inscribirte en el formulario que hay en el lateral de la pagina o directamente marcando la casilla en los comentarios. Tambien en Facebook, Twiter o Instagram.
      Un abrazo y buen fin de semana,
      Agus

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *